De Plaza del Mercado de Zaragoza a Mercado Central Lanuza

La historia de la Plaza del Mercado de Zaragoza comienza en 1210. Entonces Pedro II ordenó trasladar el mercado semanal de la Zaragoza. Hasta entonces se ubicaba en la Puerta de Cinegia desplazándolo al entorno de la Puerta de Toledo.

En 1460 Juan II prohibió la venta de carnes y pescados en la plaza por los malos olores. Aquí también se realizaban las fiestas, torneos, justas, corridas de toros, comitivas, procesiones o funciones teatrales. También albergó ejecuciones y ajusticiamientos, como el de Juan de Lanuza V en 1591, el Justicia de Aragón.
En el Este del frente comercial de la Plaza del Mercado estaban los locales situados en la planta baja de las viviendas adosadas a la muralla romana. Al Oeste se situaban los porches de las primeras manzanas del barrio de San Pablo. Paralelas a éstas, hasta 1593 se colocaban hileras de puestos comerciales o bancos de piedra. En éstos puestos se exponían los productos a la venta. Eran todos de propiedad municipal y eran arrendados por los detallistas.

El uso de la Puerta de Toledo como mercado del grano fue el origen de la actividad comercial en la Plaza del Mercado. Su uso comercial ha perdurado hasta nuestros días, con el actual Mercado Central. Dicha apertura de la muralla romana cerraba el decumano romano en su extremo occidental. La conexión entre éste acceso a la ciudad amurallada y el palacio de la Aljafería definirá el eje que ordena la trama urbana del barrio de San Pablo. En sus dos torreones de piedra albergó la Cárcel Real en 1440. En 1556 fue la Cárcel de los Manifestados para los presos políticos de la época. Fue demolida en 1848 debido a su mal estado de conservación.

Historia previa del Mercado Central de Zaragoza

Construcción del Mercado Central de Zaragoza

La historia de la plaza del Mercado de Zaragoza concluye en 1895. Al arquitecto aragonés Félix Navarro Pérez se le encarga diseñar el Nuevo Mercado de Zaragoza en la Plaza del Mercado. Para su construcción se amplió el espacio público. Para ello se demolió la manzana de viviendas y locales de la fachada Este de la plaza. Estas 40 viviendas eliminadas estaban construidas en ambas caras de la muralla romana. Y con ello se destruyó la muralla en toda la longitud del mercado,129 metros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.