CREACIÓN DE UN BOSQUE COMESTIBLE

Diseño Date una huerta

Estoy esperando, gracias a la inestimable colaboración de la Red Ibérica de Bosques comestibles , de la que participo como Teamer desde hace más de un año, el diseño que me proponen para la creación de un bosque comestible junto a un espacio de huertas de alquiler. Utilizan para ello, el diseño que nos facilita la Permacultura, cuyo creador y principal representante es Bill Mollison .

Creación de un bosque comestible

La creación del bosque comestible y las huertas, contarán con diferentes secciones que distribuirán de forma colaborativa todos los elementos que conformarán Date una huerta. Una vez que me decidí a llevar a cabo este proyecto, que es a la vez vital y empresarial, me puse en contacto con la Red para conocer la viabilidad y el encaje de mi proyecto dentro del diseño permacultural. Su colaboración es voluntaria, siendo el único requisito ser teamer, participando con la aportación de 1 € al mes. Se mueven por amor a esta forma de diseño que poco a poco va ganando más y más simpatías en la provincia donde resido.

Por fortuna el proyecto les encajó. Me hicieron llegar un completo cuestionario donde tras un intenso trabajo tanto de observación, análisis y reflexión personal pude completar y remitirles para su posterior valoración.

Con verdadera emoción espero el resultado de su trabajo. Después de ello empezar de verdad con mi parte del diseño, contrastando las especies propuestas con la accesibilidad que tengo de las mismas, tengo ya un montón de plantas y varios árboles, pertenecientes a los diferentes estratos del bosque comestible, que están deseando abandonar las macetas para poder expandir sus raíces en el suelo que se merecen.

Cosas pendientes en la creación del bosque comestible

Para que la creación del bosque comestible funcione hay que planificar el sistema de riego, las composteras y vermicomposteras. Es necesario hacer semilleros de cama caliente, bancales y las edificaciones que darán forma a este proyecto, que sueña con crecer poco a poco. En su plenitud pretende contar con invernadero, espacio de reunión y formación, un bosque comestible consolidado y un gran espacio de huertas que darán sostén económico a este sueño mientras el bosque, la estrella de esta iniciativa va asentándose y comienza a dar sus frutos.

Sueño ya desde hace años con la creación de un espacio de biodiversidad, donde sembrar, germinar y plantar, un espacio compartido que agrupe a personas en torno a la naturaleza, la sostenibilidad y la recuperación de saberes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.