La delantera del Madrid se queda sin pólvora

En uno de sus ataques de optimismo, Zinedine Zidane se marchó del Wanda Metropolitano convencido de que el Barcelona dejará de puntuar –“no puede hacerlo siempre”- y que el Madrid recortará distancias. Que la Liga no está lejos, ni es una quimera, que sabe que la sensación de todos es que con el empate del derbi se terminaron todas las opciones de conseguirla, pero que él cree que no, porque sus sensaciones son diferentes, son las que le marcan el trabajo diario. Recordó que cuando llegó al banquillo de Chamartín, en enero de 2016, el equipo estaba a diez puntos del Barça [llegó incluso a estar a 12] y terminó a uno. Era el objetivo a principio de temporada: la plantilla estaba diseñada para abrir un ciclo. En la historia del campeonato, sin embargo, los datos dicen que nunca se han remontado diez puntos por un equipo que acabara terminando campeón.

Seguir leyendo.

Powered by WPeMatico